viernes, 3 de septiembre de 2010

Remembering: Little Big Adventure.

Hoy me gustaría rescatar un juego que quedará grabado para siempre en mi corazón y al que considero uno de los mejores juegos a los que he podido jugar. Se trata del Little Big Adventure, comúnmente conocido por su abreviatura, LBA.



El LBA fue un juego que salió al mercado allá por al año 1.994. En Europa fue comercializado por EA (Electronics Arts), y como dato anecdótico cabe destacar que en EE.UU. salió con el nombre "Relentless". La verdad es que recuerdo este juego con gran cariño. Por su historia, por sus personajes y sobre todo por su preciosa música, ya que por aquél entonces raro era el juego que acompañaba música con pistas de audio reales.

Es además, uno de los primeros juegos que mejor supo aprovechar los gráficos vectoriales y la perspectiva isométrica.

La verdad es que acordarme de este juego me produce cierta nostalgia, como me sucede cuando recuerdo cualquier cosa con la que pasé buenos momentos durante mi juventud.

Mil novecientos noventa y cuatro, fue un año de plena efervescencia en cuanto a juegos de disparos, de estrategia o aventuras gráficas, se refiere, pero entre todos ellos se coló esta pequeña obra maestra. Difícil de clasificar en un género concreto, quizás tenga un poco de todo: es parte aventura gráfica, en parte arcade, en parte un juego de puzzles...

El caso es que es un juego delicioso, con una historia bien trazada, sin grandes alardes, pero hecho con mucha sensibilidad y un gusto exquisito.Quizás se podría decir que LBA es uno de esos juegos que hoy en día pasaría desapercibido, incluso para la época que corría, creo que aunque con una bien merecida aceptación del público, quedó un poco eclipsado por otros títulos más llamativos. Pero que queréis que os diga, a mi me llegó al corazón.

Ciertos juegos de ordenador, o de consola, al igual que las películas o los libros, a veces traspasan la barrera del mero entretenimiento para pasar a formar parte de nosotros. De alguna manera que no podemos explicar. Quedan incluidos en nuestro yo, como un poso en lo más profundo de nuestro ser y nos sirven para configurar nuestra propia personalidad. ¿Por qué sucede?, no lo sé. Quizás porque topamos con ellos en el sitio exacto en el momento exacto, porque nos producen una revelación, porque nos ayudan a crecer o a conocer más cosas. No sé el caso es que hay veces que las cosas producen impronta en nuestras personas.Eso me pasó con LBA.

En el juego somos Twinsen, vivimos en un planeta dividido en dos hemisferios que están separados por un anillo de montañas nevadas y que dan la vuelta a todo el planeta. En ese planeta habitan 4 razas inteligentes: los colineses (los más parecidos a un ser humano), los burbujos (criaturas esféricas con brazos y piernas), los conejunos (son como conejos) y los elefos (parecidos a los elefantes).
El planeta está gobernado por un tirano llamado Dr. Funfrock, que gobierna con mano férrea gracias a la invención de la teleportación y a su ejército de malvados clones. La población vive bajo su yugo, e intenta llevar una vida lo mejor posible.

Twinsen, el protagonista, es un colinés normal y corriente con una vida tranquila y apacible, que vive como el resto de la población. Pero un buen día empieza a tener ciertos sueños de carácter premonitorio que le van a complicar la vida.

En el planeta hay once islas y podemos encontrar en ellas desiertos, montañas nevadas, una villa subterránea, la isla de la rebelión, etc. En general, es un juego muy vistoso y lleno de simpáticos detalles, y aunque pueda parecer algo infantil, es recomendable para cualquier edad.

Casi todos los personajes y los objetos que hay en el juego son interactivos, se puede hablar con todos, se pueden revisar cestos de basura, los armarios, etc. A través del juego nos movemos con los cursores y tenemos cuatro maneras de movernos por el escenario.

En el modo Normal, se camina normalmente, se puede hablar con personas y buscar objetos en diferentes sitios.

El modo Deportivo sirve para que Twinsen pueda correr y saltar.

En el modo Agresivo podemos pelear con los puños y golpear y cuando usa armas lo hace de manera iracunda.

Por último, el modo Discreto nos permite movernos silenciosamente y poder escondernos y pasar desapercibidos.


En resumidas cuentas, se trata de un juego imprescindible que merece la pena ser conocido. Si no habéis tenido la oportunidad de jugar, hacedlo porque es sencillamente genial y os hará pasar muy buenos ratos.

Aquí os dejo un video con el final del juego. Si tenéis interés en jugar, absteneros de ver el video.
Saludos.

width="425" height="344">