lunes, 22 de noviembre de 2010

El ponche de los deseos.

Hoy vengo para hacer una reseña fugaz, de un libro que leí several years ago, pero que probablemente perdurará en mi memoria por los siglos de los siglos. Bueno, en realidad es una característica común aplicable a cualquier novela de Michael Ende: "Jim Boton and company", "Momo", "La historia interminable", "El espejo en el espejo", etc., son obras que siempre formarán parte de mi imaginario personal y probablemente del de otras muchas personas de muy distintas edades y procedencias a lo largo y ancho del globo terráqueo.

Afinando la materia, hoy quiero hablar de "El ponche de los deseos".

Escrito en 1.989, narra las peripecias de Belcebú Sarcasmo, un mago, y su tía, Tyrania Vampir, una bruja obsesionada con el poder y el dinero, quiénes un buen día deciden pactar con el mismísimo Belcebú. El trato consiste en que, a cambio de adquirir ciertos poderes, ellos se dedicarán a realizar maldades por el mundo durante ese año.

El caso es que llega Nochevieja y resulta que no han cumplido su parte del trato y se ven impelidos a cumplir como sea con lo estipulado para evitar mosqueos del señor Belcebú.

A todo esto, existe un consejo de animales que, sabiendo de las maldades de estos dos individuos deciden enviar sendos espías para averiguar lo que traman los malvados brujos. Estos espías son Maurizio di Mauro, un gato con pretensiones operísticas y Jacobo Osadías, un cuervo un tanto cenizo.

Así dediden preparar un ponche que otorga todos los deseos que uno solicita, sólo que para solicitarlos hay que pedir lo contrario de lo que se desea...

Llegado el momento de rendir cuentas, aparece Maledictus Oruga, un funcionario infernal, que viene a ver como va todo.

Bueno, un libro entretenido, divertido, con cierto suspense, que hace las delicias tanto de grandes como de pequeños. Sencillamente es un libro "genialcoholorosatanarquiarqueologicavernoso".

Y si no lo creéis, haced la prueba y leedlo.

2 comentarios:

Susana Eevee dijo...

Pues no tenía ni idea de la existencia de este libro, Sobrasada. Leí La Historia interminable y Momo y me gustaron las dos.

Sobrasada Cósmica dijo...

Hola Susana. Es un libro infantil y lo leí hace mucho tiempo pero guardo un gran recuerdo de él. La verdad es que me pasa con todo lo que he leído hasta el momento del señor Ende. Me parece un autor genial.

¡Muchas gracias por pasar por aquí y comentar!.