martes, 18 de enero de 2011

1984. George Orwell.

Ficha Técnica:

Género literario: Novela
Editorial: Austral
Colección: Contemporánea. Narrativa
ISBN: 978-84-233-4231-0
Páginas: 368
Formato: 12,5 x 19
Encuadernación: Tapa blanda

Lo primero que quiero decir acerca de este libro trata de la edición. La verdad es que Austral, en su colección de Narrativa Contemporánea tiene un formato muy cómodo; tanto para la lectura, como para el manejo y transporte. Es un formato ideal para poder leer en el tren o en el metro, o para llevar de viaje.

En cuanto al libro, hablar de 1984 es hablar de una de las novelas más influyentes e importantes de la historia. Ríos de tinta han corrido con todo lo que se ha escrito sobre éste y ríos de tinta correrán con lo que aún se ha de escribir. Es un libro bastante controvertido que a lo largo de los años ha servido para generar mucho debate sobre su contenido.
Personalmente llevaba mucho tiempo tras él y por una cosa u otra siempre he ido posponiendo su lectura. El caso es que al final he podido darme el capricho y quedar resarcido.
El libro fue escrito en 1949 y forma, junto con "Un mundo feliz" y "Farenheit 451" una trilogía que está considerada como el cúlmen en cuanto a novelas de ficción distópica se refiere.
La primera idea que me vino a la cabeza una vez termianda su lectura es que es que es un libro implacablemente desesperanzador. El escritor enseguida nos muestra un mundo axfisiante, gris, donde un gobierno totalitario controla tiránicamente a la población.

El sistema social está absolutamente estratificado y jerarquizado. En la cúspide de la pirámide tenemos al "Gran Hermano". Una especie de ente omnipotente y omnipresente que controla a toda la población mediante pantallas y micrófonos situados por doquier. Éstas pantallas sirven como elemento coaccionador para subyugar al pueblo. A la vez también son usadas para mantener a la población informada de lo que sucede. O quizás sea más correcto decir desinformada. Pues la información es siempre controlada por "El Partido" en beneficio propio.
"El Partido", es el brazo ejecutor del Gran Hermano y controla todos los ámbitos de la sociedad. Para ello crea unos Ministerios que se encargan de velar por el buen comportamiento de todos los ciudadanos, amén de castigar severamente a todo aquel ciudadano sobre el que pese algun atisbo de duda acerca de su comportamiento como buen ciudadano leal al Partido.
Entre estos Ministerios cabe destacar el Ministerio de la Verdad, el cual, paradójicamente, se encarga de reescribir y falsear permanente la historia para que el gran hermano lleve siempre la razón en todos los supuestos. También está el Ministerio del Amor, que se encarga de castigar a la población que es acusada de traición, o que tiene pensamientos contrarios al Partido o al Gran Hermano. Para esto existe la "Policía del Pensamiento", que se encarga de velar por los intereses del partido a costa de la población, torturando y asesinando a todo aquel sobre el que planee la duda de la disidencia, sea o no justificada.

Los ciudadanos carecen de vida privada. No hay propiedad privada, los alimentos escasean, las condiciones de vida son muy elementales entre el pueblo llano. Sólo los llamados miembros del "Partido Interior" viven con unas condiciones un poco mejores.
Las esperanzas de no ser detenidos, encarcelados y torturados son escasísimas. Sólo es lícito manifestar amor por el Gran Hermano; los matrimonios han de ser aprobados por un comité político y solo sirven para concebir hijos para la causa. Si dos personas se aman, el partido evita que se casen.

Cualquiera puede ser fusilado sólo por el hecho de pensar. A los hijos se les educa para que se conviertan en espías del propio partido y delaten a sus propios padres en el caso de que vean cualquier indício de disonancia ideológica con El Partido... En fin, ¿os imagináis una vida así?.
Pues el protagonista, Winston Smith, es un ciudadano como otro cualquiera que trabaja como funcionario en el Ministerio de la Verdad. Una de sus principales tareas es la de reescribir y eliminar todo rastro de la historia, sea en el formato que sea, para que nunca se pueda contrastar la información que difunde el Partido con la realidad.
Ni que decir tiene que todo esto se lleva en el más absoluto de los secretos. Nadie sabe a qué se dedica nadie. Y a nadie se le ocurre indagar, por si acaso. Las relaciones personales están muy condicionadas por el sistema de vida. Todo el mundo tiene miedo de los demás.

El caso es que el protagonista, un buen día comienza a hacerse preguntas. Y al hacerse preguntas, empieza a sacar conclusiones y se da cuenta que vivir así no es lógico ni natural. Empieza a ser consciente de que "El Partido" miente, que oculta y moldea la verdad a su antojo para tener a la población totalmente controlada.
Empieza a pensar que debe de haber otros como él, que piensen que otro mundo es posible. Oye hablar de una especie de grupo organizado que busca la manera de derrocar al partido y cambiar las cosas. Se lo conoce como "La Hermandad" y entrará en contacto con ellos para descubrir que no es lo que parece...

Al margen de todo esto, el panorama mundial está conformado por tres grandes países o potencias que son: Oceanía (potencia donde vive el protagonista), Eurasia y Estasia. Las tres potencias están en un estado permanente de guerra; modificando alianzas y enemistades en función de sus necesidades. Las tres potencias tienen un sistema político similar, aunque de Eurasia y Estasia apenas se sabe nada.
(Nota: La zona amarilla es la zona en permanente conflicto militar)

En base a un acuerdo tácito entre las partes en conflicto, las tres potencias mantienen una guerra controlada y permanente con las otras. De esta manera, El Partido consigue tener a la población en un estado contínuo de miedo y tensión y facilita un enemigo común sobre el que focalizar el odio y la atención y así evitar que las miradas de la población, a falta de amenazas externas, se centren en sus problemas internos y en la forma de gobierno.

Con este poco halagüeño panorama, Wiston encontrará algo por lo que merecerá la pena luchar. El amor. Conocerá a Julia y eso le dará las fuerzas suficientes para embarcarse en la lucha contra el Gran Hermano. Con una escueta nota, entregada a escondidas en la que pone un escueto "Te quiero", Julia le hará saber sus sentimentos a Winston y ambos iniciarán un peligroso romance.
Bueno, no voy a detallar más cosas sobre el libro. Como decía al principio, tiene miga, mucha miga. Y además, aunque es una novela de ficción, lo que sucede ocurre en mayor o menor medida en el mundo real. Esos abusos por parte del poder para con el pueblo, ese control de la información, o de la educación, etc., se da en todos los países de una manera o otra y, evidentemente, cuanto más tiránico es el poder, mayor abuso comete sobre las libertades individuales del ser humano.
Bueno, creo que ya está bien de dar la chapa con el tema. Aunque se trata de uno de los libros indiscutibles, si como yo aún no lo habéis podido leer, no dejéis de hacerlo y aprovechad para leer los otros que mencionaba al principio, que no os defraudarán.

Un saludo y recordad que el Gran Hermano os vigila.