lunes, 21 de marzo de 2011

Saga de Tramórea. Javier Negrete.

Javier Negrete es uno de los autores de fantasía épica más galardonados y reconocidos de nuestro país. Sus novelas han cosechado críticas muy favorables, lo que ha hecho que hoy en día sus seguidores se cuenten ya por legión. Nació en Madrid en 1.964, estudió Filología clásica y hasta donde yo sé, trabaja como profesor de lenguas muertas en un instituto de Plasencia, trabajo que lógicamente combina con el de escritor.

Hasta la fecha ha publicado numerosas novelas, entre las que merece la pena destacar "Señores del Olimpo", "Alejandro Magno y las Águilas de Roma" o la saga de Tramórea, que hoy nos ocupa.

Antes de nada hay que decir que esta saga está de momento compuesta por tres libros, que son "La espada de fuego", "El espíritu del mago" y "El sueño de los Dioses", aunque el cuarto viene ya de camino y parece ser que será publicado en un breve plazo de tiempo.

A continuación voy a poner una pequeña sinopsis de cada libro (que por cierto, como estoy en plan vaguete he sacado directamente de Scyla) que puede no estar exenta de algún que otro spoiler, así que leedlas con cuidado...

Título: La Espada de Fuego.
Editorial: Minotauro
Colección: Fantasía
Fecha Publicación: 01/04/2003
ISBN: 978-84-450-7452-7
Páginas: 464
Cubierta: Cartoné
Precio: 18,00 €

"Zemal, la Espada de Fuego, es el máximo símbolo de poder y la mayor aspiración de todo guerrero. Sólo los Tahedoranes, los grandes maestros de la espada, pueden competir por ella. Tras la muerte de Hairón, el último Zemalnit, siete aspirantes se disputan la espada; pero hay en juego algo más que la ambición de poder, pues extrañas fuerzas están dispuestas a romper la concordia entre los hombres y los dioses y se han unido para despertar a Tubilok, el dios rebelde que duerme fundido en una roca en los abismos del Prates y cuyos sueños se convierten en las pesadillas de los hombres.

Derguín y Kratos May, los guerreros, y Linar y Mikhon Tiq, los magos, deben enfrentarse al caos y la destrucción a fin de superar las múltiples traiciones y trampas de Togul Barok, príncipe de Áinar, así como para ganar la Espada de Fuego y salvaguardar el frágil equilibrio de Tramórea."

Título Original: El espíritu del Mago.
Editorial: Minotauro
Colección: Fantasía
Fecha Publicación: 14/04/2005
ISBN: 978-84-450-7539-5
Páginas: 712
Cubierta: Cartoné
Precio: 23,00 €

"Dos años después de conquistar la Espada de Fuego, Derguín Gorión, el nuevo Zemalnit, se encuentra refugiado en la ciudad de Narak y vive obsesionado por el recuerdo de Mikhon Tiq, su amigo y aprendiz de mago, que perdió su espíritu en combate con el hechicero Ulma Tor y cuyo cuerpo fue petrificado y abandonado en las selvas de la Sierra Virgen. Su anhelo es recuperar el cuerpo de su amigo y rescatar su espíritu, pero también debe luchar contra las pesadillas que le advierten que Togul Barok, su gran rival en la lucha por la Espada de Fuego, no ha muerto."

Título Original: El sueño de los Dioses.
Editorial: Minotauro
Colección: Fantasía
Fecha Publicación: 26/10/2010
ISBN: 978-84-450-7789-4
Páginas: 486.
Cubierta: Tapa con sobrecubierta
Precio: 19,50 €

"En un remoto pasado, el dios Tubilok exploró las dimensiones del tiempo y el espacio, y en su busca del poder y el conocimiento absolutos perdió la razón. Durante siglos ha dormido fundido en la roca, pero ahora despierta de su sueño milenario, dispuesto a aniquilar a la humanidad y sembrar la locura y la destrucción por las tierras de Tramórea. Voluntariamente o por la fuerza, el resto de los dioses lo acompañan en su demencial cruzada.

Sólo quedan tres magos Kalagorinôr, «los que esperan a los dioses». Para enfrentarse a la amenaza necesitarán la ayuda de los grandes maestros de la espada. Esta vez, Derguín y Kratos tendrán que llevar la guerra a escenarios insospechados. Al hacerlo desvelarán su pasado y nuestro futuro, y descubrirán los secretos que se ocultan en las tres lunas y en las entrañas de Tramórea.

Mil años después de ser forjada, la Espada de Fuego se enfrenta a su batalla decisiva. Pero el arma del Zemalnit no estará sola…"



Entrando un poco en la valoración, puedo decir que la historia está bastante entretenida. Son libros fáciles de leer que aunque incorporan muchos de los aspectos típicos de este gérero literario, no abusa de los tópicos. Además, conforme vamos avanzando en la historia, veremos que la fantasía empieza a entrelazarse con ciertos matices más propios de la ciencia ficción, confundiendo en un momento determinado la magia con la ciencia.


He de decir que la llegada del tercer libro me ha sorprendido por el giro que han tomado los acontecimientos y que estoy deseando que salga el cuarto. Los personajes están batante bien definidos y hay dosis de todas esas cosas que "molan" en una historia de estas características: acción, batallas entre grandes ejércitos, luchas singulares, amor, traiciones, demonios, dioses iracundos, guerreras amazónicas, etc.


Si aún no os habéis adentrado en el mundo de Tramórea, no perdáis el tiempo y hacedlo, que no os defraudará en absoluto y los que ya lo hayáis "catado", estad al loro, que ya viene el cuarto.


Saludos a tod@s.

4 comentarios:

Jolan dijo...

Otra saga que espero empezar a leer este año... De hecho, hace sólo unos días me planteaba ponerme ya con La Espada de Fuego, pero al final se ha colado por medio la lectura del primero del Vatídico.

Sobrasada Cósmica dijo...

Jejeje, yo tengo anotada la saga de Hobb como futura próxima lectura. Ya me contarás que tal las primeras impresiones.

Un saludo.

Mithamard Aglarluin dijo...

Comencé el primer libro con muchísimas ganas pero a medida que avanzaba me aburría, la relación que tiene con la guerrera no me parece nada natural, sino forzada. Y la escena final me "mató". Así que no me he leído ninguno más.
Creo que podía haberlo hecho mejor.

Txema dijo...

Ya se sabe que para gustos, colores. Para mi ha sido una saga que ha ido ganando enteros a medida que avanzaba en su lectura. Y aunque su personaje principal nunca terminó de gustarme, creo que tiene algunos personajes realmente memorables.
Lamento que no te gustara Mithamard.
Saludos.