miércoles, 7 de octubre de 2009

Un buen Cómic.

Retomando un poco el blog y habiendo pasado ya un tiempo más que considerable desde mi última aparición (vacaciones mediantes), hoy voy a hablar no de un libro, sino de un comic. Sé que no tengo excusa, que estas intermitencias no son buenas, pero que le voy a hacer. Soy un intermitente. Un intermitente empedernido. Pero no nos empezemos a liar que luego pasa lo que pasa y sigamos con lo que estamos, que es a lo que hemos venido.

Además, quiero aprovechar para hablar de uno de mis guionistas y dibujantes favoritos: Alan Davis. Desde que leí Excalibur, en mi tierna adolescencia, me ha parecido uno de los mejores. Con un estilo narrativo muy fluido y un dibujo bastante realista sin llegar a la saturación, ni a lo grotesco, siempre ha conseguido captar mi atención.
En todas las colecciones por donde ha pasado, ha dejado su huella.
De Davis podría hablar largo y tendido, de sus colecciones también, pero sinceramente, creo que es información más que trillada y que otros dominarán mucho mejor que yo, por lo que alejado de grandes pretensiones, solo quiero centrarme en loar este cómic que hoy nos ocupa.

CLANDESTINE fue una serie que no tubo buena acojida. Esto se dio fundamentalmente porque llegó en el momento menos indicado. A principios de los 90, cuando el cómic estaba en una profunda revolución y primaban las ventas por encima de todo lo demás. A pesar de esa escasa acogida, la serie tiene una calidad más que notable.
He de decir que la historia no la pude leer en su día y ahora ha llegado a mí gracias a la nueva edición de Panini. Una historia genial y sublime como pocas. Realmente recomendable.
Creo que es el típico comic que, de haber sido otras las circunstancias cuando se publicó, se habría convertido en uno de los grandes. Y es que creo que Davis tiene una cierta sensibilidad a la hora de contar las historias que lo hace único.

Resumiendo, que Panini va a sacar la serie en dos tomos en su formato Marvel Gold. Que es muy recomendable. Y que voy a ver si me voy a comprar el segundo tomo.

Que lo disfruteis.