domingo, 7 de marzo de 2010

OTHERWORLD.

Para continuar con mi racha de reseñas comiqueras, hoy voy a hablar de Otherworld.

Otherworld es un comic dividido en dos tomos que publicó el sello VÉRTIGO en 2.005. Su guionista y dibujante es Phil Jiménez y hasta donde yo sé, puede considerarse como la primera obra de creación propia que ha publicado.

Además de esta obra, Phil ha trabajado como dibujante en otros títulos como JLA/Titans, Wonder Woman o los New X-men de Grant Morrison, entre otros. En Otherworld toma las riendas de la creatividad para construir una historia bastante entretenida.

El comic de Otherworld se va a cimentar fundamentalmente en la mitología celta aunque incluyendo algunos aditamentos que van a servir para dar más riqueza al resultado final. La obra combina a la perfección la mitología con la tecnología. De hecho son estos dos elementos los que en última estancia van a estar enfrentados entre sí.

Otherworld -Otromundo-, es una antigua tierra, un mundo en el que podríamos decir que hay dos reinos distintos. Por un lado está el reino mitológico, tradicional, encantado; que está repleto de duendes, hadas, brujas, magos y seres fantásticos. Un lugar de ensueño, estancado en las tradiciones, con un esquema social un tanto obsoleto en el que priman, por así decirlo el sistema de castas, ya que todas las criaturas están al servicio de los magos.

Por otro lado, existe lo que podríamos llamar la gran ciudad, donde viven los tecnócratas. Un lugar donde lo único importante es la tecnología. Donde las libertades individuales se sacrifican en pro del desarrollo de la ciudad, dónde todo está interconectado mediante una gigantesca red digital dirigida por una especie de entidad cibernética que controla todo el proceso.

Como es lógico, el equilibrio está a punto de romperse en una confrontación entre estas dos concepciones tan distintas de la vida. Una colisión entre dos formas de entender la vida totalmente contrapuestas, en la que no cabe la coexistencia pacífica.

Los protagonistas de la historia son un grupo de estudiantes universitarios que se verán envueltos en esta batalla sin buscarlo, viéndose arrastrados hacia esa dimensión paralela. Este viaje no estará exento de complicaciones, ya que serán atacados por tecnócratas y además adquirirán distintos poderes que les harán transformarse tanto física, como psicológicamente. Además durante ese viaje el grupo se verá dividido, cayendo parte en la zona mitológica y parte en la zona tecnocrática, hecho que nos permitirá conocer más detenidamente los distintos enfoques ideológicos de las partes en conflicto.

La verdad es que Phil Jiménez demuestra una gran dosis de creatividad en esta obra. A nivel gráfico sobre todo. Hay que destacar el trazo realista de sus dibujos, la riqueza de sus viñetas y la profundidad de las imágenes que nos permiten conocer más cosas de Otromundo mostrándonoslas en un segundo plano. Ayuda bastante también el entintado, a cargo de Andy Lanning y Jeromy Cox.

El resultado es una obra repleta de viñetas alucinantes, que nos acariciará la vista. El diseño, tanto de escenarios como de vestuario es también alucinante, y destaco, por encima de todos el personaje de Sushil, una de las magas.

Por poner algún pero, quizás sea una obra un tanto apabullante en algunos tramos, donde quiere explicar muchas cosas en poco tiempo/espacio y no es una obra muy “comercial” si se me permite la expresión, pero en general es un buen trabajo que merece la pena ser leído.