domingo, 14 de marzo de 2010

Los Leones de Al-Rassan.

Título: Los Leones de Al - Rassan.
Autor: Guy Gavriel Kay.
Editorial: La Factoría de Ideas.
Págs: 477 páginas.

Lo primero que me llamó la atención de esta novela, es que está basada en la propia historia de la península Ibérica, cuando, durante unos cuantos siglos, convivieron las tres culturas predominantes: Musulmanes, Judíos y Cristianos.

Aunque la novela es totalmente fantástica, es cierto que podemos discernir quiénes son algunos personajes y algunas ciudades a través de sus descripciones, o lo que les sucede. Es fácil por ejemplo reconocer que el Reino de Esperaña es España, o que Rodrigo Belmonte podría ser el Cid Campeador.

Así pues, la historia se sucede en un país (Esperaña), conquistado casi en su totalidad por los Asharitas (Musulmanes) desde hace bastantes generaciones. La población Jadita (Cristiana) se encuentra dividida en varios reinos independientes, gobernados por varios reyes, hermanos y rivales entre sí. Por otro lado están los Kindath (Judíos); población minoritaria que vive en las distintas ciudades del reino asharita.

La convivencia entre estas distintas culturas es muy precaria, a la par que enriquecedora. La novela muestra por otro lado el contraste existente entre las ciudades Asharitas, con sus palacios al estilo de la Alhambra de Granada, su poesía y el trato de importancia qure recibía el agua, con las Jaditas, ciudades sobrias y grises, sin ese alegre colorido.

El peso de esta historia recaerá en tres personajes principales, como son Rodrigo Belmonte, "el Azote de Al-Rassan", que es un líder guerrero Jadita, perfectamente reconocible como el Cid Campeador.

Por otro lado, tenemos a uno de los personajes más carismáticos de la historia, el Asharita Ammar ibn Khairan de Aljais, diplomático, guerrero, poeta y asesino, no necesariamente en ese orden. Un personaje realmente genial y controvertido.

Por último está Jehane Ben Isack, doctora Kindath, que se verá envuelta en los acontecimientos que cambiarán definitivamente el mundo que conoce.

Solo me queda añadir de los personajes que están muy bien construídos, son muy creíbles y sobrios. Además, acompañarán a estos principales un gran número de personajes secundarios que da mucha riqueza a la novela.

El autor, Guy Gavriel Kay, nos cuenta en la novela lo que sucedió en España. Es capaz de condensar en poco más de una generación lo que supuso la Reconquista, lo que se pudo ganar y lo que se perdió.

Es conveniente no perder la pista de este señor, que, aunque poco conocido en España, Además de este libro ha escrito entre otros, El Tapiz de Fionavar, Tigana, o Los Mosaicos de Sarantium. Algunas de ellas serán proximamente reeditadas por la editorial La factoría de las Ideas.

También ha colaborado con Christopher Tolkien, en la organización y publicación de la obra inédita de J.R.R. Tolkien.
Para ir acabando, he de confesar que al principio me chocaba un poco que la novela estuviese a caballo entre la novela histórica y la novela fantástica, pero realmente es una novela que merece la pena ser leída y disfrutada. Creo que no decepcionará a nadie.