viernes, 29 de octubre de 2010

Remembering: The Goonies.

Aprovechando que se cumplen 25 años (¡25 años!), desde la aparición de esta inolvidable película, hoy quiero hacer una mención especial a Los Goonies.



Esta película vió la luz en 1.985, en mitad de una década amada y denostada a partes iguales. En cualquier caso, creo que muchas películas de esa época llevan un sello especial, característico, que las hace inolvidables. Los Goonies no es una excepción. De hecho, está considerada como una de las películas de culto por excelencia de esa época.

La película fue escrita y producida por Steven Spielberg y dirigida por Richard Donner. Creo que es una película que a estas alturas necesita poca presentación. Marcó a toda una generación de niños (entre los que yo me incluyo), que asistimos atónitos a las extraordinarias aventuras que viven los protagonistas. Al fin y al cabo ¿qué niño no ha soñado alguna vez con embarcarse en una aventura así con sus amigos, buscando un tesoro, en la que se mezclan gansters, monstruos y piratas a partes iguales?.

Una película que habla de fantasía, de compañerismo y de amistad. De superación ante la adversidad, pero sobre todo de esperanza y tolerancia hacia los demás, por muy distintos que éstos sean. Esto último se puede ver en el propio grupo, donde hay cabida para todos, por muy distintos que sean. E incluso se puede ver en la manera que tienen de aceptar a Sloth (un gigantón deforme) como uno más del grupo. Todo ello aderezado con grandes dosis de humor y dinamismo.

Quiero recordar algunos momentos inolvidables de la película, como por ejemplo la confesión de Gordi...





...o el meneíto (Truffle Shuffle in english)...



Personalmente, creo que aunque la tecnología ha avanzado mucho, ya no se hacen películas para niños como ésta... aunque bien pensado, a lo mejor es que me estoy haciendo mayor, no obstante, así me lo parece.

Resumiendo, peliculón de una época dorada en cuanto a cine para niños y adolescentes se refiere y que no me canso, ni me cansaré de ver nunca. La considero como una de tantas que nos enseñaron a soñar a toda una generación y de la que guardo un grandísimo recuerdo.

Aprovecho para dar las gracias al señor Spielberg, a Richard Donner y a Mike, Bocazas, Gordi, Data y compañía por hacérmelo pasar tan bien.

Como dato añadido, diré que sus seguidores son legión y si no, echad un vistazo al siguiente enlace .

PD.: No haber visto esta película está penado por la Ley, así que ya sabéis...

3 comentarios:

Susana Eevee dijo...

Me encanta que la hayas reivindicado con motivo de su ¿25 aniversario? Madre mía, sí que ha pasado el tiempo.

Es una película genial e inolvidable. Y fíjate que yo recuerdo que la vi como una película más de aventuras (como las de Indiana Jones, por ejemplo), y aunque está protagonizada por niños, no la vi como una película infantil o juvenil (como Solo en casa, por ejemplo).

Jorge dijo...

Es que esta película para alguien que creció en los ochenta es imprescindible. Como lo fueron todos aquellos títulos de "Regreso al futuro", "Indiana Jones", "Cortocircuito", "Los gremlins", "Superdetective en Hoollywood", "Karate Kid" y etc. Esto si obviamos los subproductos de "Karate Kimura", "Danko, Calor Rojo" y cosas de esas.

Hace nada que vi "Los Goonies" (se la compré a mi pareja) y ambos la disfrutamos como aquellos chiquillos. Es cine de aventuras. La diferencia con mucho del que se hace ahora es que partía de un buen guión y de un respeto muy grande por el público infantil/juvenil. No lo trataba de tonto ni lo menospreciaba.

Y es que, joder, es una película que trata de buscar un tesoro pirata con tus mejores amigos. ¿Quién no ha querido hacer eso alguna vez? ¿Quién no lo quiere seguir haciendo?

Sobrasada Cósmica dijo...

¡Hola Susana y Jorge!. La verdad es que el hecho de catalogarla como película infantil es más por estar protagonizada por niños y porque al fin y al cabo éte es su público diana, aunque es cierto que es una película de aventuras y que yo la recomiendo para todos los públicos.

Como dice Jorge, ésta película pertenece a un elenco de películas geniales, que partían de una buena idea y de un guión elaborado, respetando siempre al espectador, amen de transmitir ciertos valores de contenido educativo, evitando ser sólamente una mera sucesión de imágenes de contenido vacío.

Bueno, un saludo a los dos y gracias por comentar, ¡que siempre se agradece!