martes, 19 de julio de 2011

Les Triplettes de Belleville (2.003).

Os voy a dejar una recomendación en forma película de animación. Se trata de "Les Triplettes de Belleville". Una delicia francesa que vió la luz en el año 2.003, cuyo director es Sylvain Chomet.

No soy ningún entendido en la materia, pero lo primero que tengo que decir es que la gran mayoría de películas francesas que he visto, siempre me han gustado. Y si no han llegado al punto de gustarme del todo, me han sorprendido por algún motivo concreto. 

Siempre muestran cierta sensibilidad en el tratamiento de las escenas, en la forma de enlazar las tramas, en el desarrollo de los personajes, en el tratamiento de la imagen, en la fotografía, qué se yo. El caso es que no hay película franchute que no haya visto que, como digo, no me haya llamado la atención de alguna manera.

Pues bien, esta joyita no iba a ser menos.

Aunque para ser justos, hay que destacar que esta película ha sido co-producida junto a U.K, los U.S.A, Bélgica y Canadá. Y, aun siendo demasiados invitados al convite, el resultado es sorprendente.

"Les Triplettes de Belleville", cuenta una curiosa historia. La historia de Madame Souza, una adorable ancianita que se ve obligada a partir en la búsqueda de su nieto, un corredor del Tour de Francia que, en plena carrera es raptado por unos gansters y llevado hasta la ciudad de Belleville, una ciudad ficticia que sin embargo en cuanto la veáis sabréis de que ciudad se trata.

La adorable ancianita partirá tras su nieto en compañía de Bruno, el fiel perro de la familia, que pese a estar orondo como una patata, no cejará en su empeño de encontrar a su amo.

Al llegar a Belleville, la adorable abuelita se unirá a las Triplets de Belleville, un trío de ancianas que llevan muchos años en el mundo del espectáculo. Este trío ayudará a Madame Souza a encontrar y rescatar de la mafia a su nieto.

La película es una delicia visual. Apenas tiene diálogos. Centra la atención del espectador en los movimientos, en las gestualizaciones y en el ritmo, pero sobre todo en la música, componente de lujo que nos acompañará durante todo el metraje.

A continuación os dejo la cabecera de la película, para que os hagáis una idea, aunque  recomiendo que NO la veáis. La película merece la pena ser vista sin tener ninguna idea preconcebida sobre lo que se va a ver. El resultado sorprenderá más si cabe. En cualquier caso, lo dejo a vuestra elección...



Me gustaría añadir que si tuviera que quedarme con algo de la película sería con el tesón mostrado por la abuela, por Bruno y lo que sufre el pobre con los trenes (con lo cuáles tiene extrañas visiones oníricas) y sobre todo, con la manera de cazar ranas de una de las componentes de "Les Triplettes". Ya veréis, ya.

Por último, quiero agradecer a Nuquita la recomendación de la película (¡a ver si me recomiendas más!)

PD.: Pese a todas las series que tengo pendiente de ver, si se os ocurre algúna peli interesante para recomendar, soy todo oídos...

4 comentarios:

Jolan dijo...

Vale, te hago caso y aunque la tentación es fuerte, paso por alto el trailer y en cambio voy a tratar de hacerme con la peli para verla. Por lo que cuentas, desde luego parece una cinta encantadora.

Yo también me estoy aficionando al cine francés (en parte desde que empecé a estudiar el idioma he podido ver unas cuantas pelis en clase y eso) y comparto en buena medida tu opinión. Pocas cosas del cine galo puedo decir que no me gustaran; y como mínimo siempre te suscitan algo que no se ve en el cine de aquí o en el yanki, cierto.

Mira, yo tengo una recomendación! Una de las últimas pelis franchutes que he visto y de la que en unos días intentaré contar algo en mi blog. Te dejo con la intriga por ahora... ;)

Saludos!

Sobrasada Cósmica dijo...

Jejeje, estaré ojo avizor a esa reseña... :D

En cuanto a esta película, creo que te gustará. Una cosa que se me olvidó comentar en la reseña (y por poner un pero), es que el final es quizás un poquito descafeinado. Me esperaba algo más, pero no desmerece el resultado final.

En cualquier caso disfruté mucho viéndo la peli.

Ya me contarás.

Anónimo dijo...

A mi personalmente lo que mas me gustó de la peli fue la estética de los dibujos y la banda sonora.

En cuanto al trazado de los dibujos, he de decir que en ocasiones me parecen que rozan lo grotesco incluso el mal gusto por los rasgos sobre todo de los rostros de los personajes, pero son muy bien compaginados con la psicología y la forma de comportarse de cada uno de ellos....

Por ejemplo, la abuelita fea como ella sola, es prueba de la lucha diaria por conseguir un fin. Generalmente a mi los abuelos me suelen producir ternura... esta, sin embargo, "tira un poco para atrás" pero se gana al espectador por esa valentía y tenacidad.

Por otro parte las Triplettes... señoras que podían rozar lo extravagante y sin embargo abren su casa y su corazón....

Y así sucesivamente con todos los pesonajes.....

La musica... genial. Rítmica, pegadiza, peculiar y bailonga...

El final como dices tu un poco descafeinado y en ocasiones, un poco lenta.

Pero bueno, yo tambien la recomendaría. Por lo menos no es lo de siempre, y como dice Jolan, es distinto a todo lo yanki que nos llega y hay que dar oportunidades a lo de fuera.

Asi que sin mas.... voy a seguir con mis cosas....

Un saludo de la Srta Rock&Roll

Sobrasada Cósmica dijo...

Pues tienes mucha razón en lo que dices Srta. Rock&Roll.

Los dibujos son en ocasiones grotescos, caricaturas llevadas al extremo que me recuerdan en ocasiones a Tex Avery, pero creo que están así realizados con una intención claramente definida.

La abuelita, como bien dices, representa la sencillez, la fortaleza, la tenacidad. Creo que es un claro ejemplo de persona que saca la fortaleza necesaria de su interior para vencer todo tipo de dificultades.

Bruno, el perro, es a su modo un pobre... uhm...no sé si decir "engendro". Un perro con sobrepeso, sin gracia, torpón, vejete, pero fiel a los suyos como solo lo puede ser un perro doméstico...

En cuanto a los dibujos y diseños de Belleville, he de decir que pocas veces he encontrado un diseño de personajes satíricos hechos tan a "mala leche" como éstos.

Una crítica mordaz a una ciudad tan loable como criticable... y no digo más.

Puede que en un par de momentos le falte una chispita, pero me ha encantado.