viernes, 21 de octubre de 2011

Minutos musicales.

Mientras estaba en la más absoluta inopia, contemplando el gotelé del techo de mi salón, se me ha ocurrido inagurar una nueva sección en el blog. Una sección que no tiene nada de original, pero bueno, podrá servir al menos como entretenimiento.

La sección se va a llamar "Minutos Musicales" y va de..., bueno de eso, de minutos musicales.
Es la sección ideal para cuando no tenga nada de que hablar, muajajaja!!! (risa acompañada por un gesto de autocomplacencia y de la unión de las yemas de los dedos de ambas manos a la altura del pecho, mientras culebrean juguetones).

Con este golpe maestro de ingenio y derroche de intelecto, doy pues por inaugurada la sección y os dejo, para empezar con un tema de Slipknot, llamado "Duality",  que está sacado del disco "Vol 3: The Subliminal Verses", publicado en 2.004.

¿Y por qué este tema y no otro? Bueno, por un lado porque aunque gritones, a veces dicen cosas interesantes y por otro, pues quizás porque a veces debido a las visicitudes de la vida se me genera un estado emocional similar, que en ocasiones me es difícil digerir y canalizar.

No sé si os pasará a vosotros, pero hay momentos en los que siento cierta necesidad de gritar, de estallar. Son momentos en los que ves que se te va acumulando demasiada presión sobre los hombros.  Momentos de esos en los que hay que frotarse los ojos, cojer aire y recanalizar y convertir lo negativo en combustible para poder seguir avanzando.
Momentos que normalmente están producidos por elementos que nos desequilibran y nos obligan a tomar ciertas decisiones que pueden no llegar a gustarnos, pero que no nos queda más remedio que tomar.

Son situaciones que nos ponene a prueba, pero que al fin y al cabo sirven para hacernos más fuertes. O al menos eso dicen.


En cualquier caso, aquí os dejo con el tema. ¡Contemplad cómo disfruta la muchachada!


Feliz finde.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

vamos asi seguro que te descargas de toda la tension acumulada.

dani dijo...

Dos datos curiosos acerca de esta canción:

1º Es una canción dedicada a la resaca.

2º El vídeo esta grabado en la casa de un fan de slipknot, aprovechando que sus padres estaban de vacaciones. lo que pasa en el vídeo, es decir toda la destrucción es real y le dejaron al pobre mangurrial la casa echa un destrozo. Menos mal que le pagaron los arreglos.

me encanta la escena cuando se cae el pasillo(1:52) porque hay demasiada gente arriba...es brutal!!! XD

en fin una cosa mas que añadir...pobre Paul Gray (bajista), que murió hace un año y cuatro. meses. DEP.

y con esto me despido...aguuur!!

Sobrasada Cósmica dijo...

Anónimo, hoy en día hay que buscar vías de escape para librerar presión en todos los lados posibles (y más con los tiempos que corren) y la música en un buen conducto para ello.

Hola Dani. Aunque leí hace tiempo en una entrevista a Corey Taylor que la canción les sirvió más como ejercicio de experimentación que como vehículo para lanzar un mensaje concreto, posteriormente matizó que de lo que hablaba la canción era de los sacrificios que hay que hacer en ocasiones; momentos en los que ves que tienes que ir en una dirección que no quieres, lo cual provoca ciertos conflictos internos que chocan entre sí (de ahí el título de la canción). Este choque dicotómico es el que hace que aparezca el dolor del que hablan, que aunque no sea necesariamente físico, si es muy real.

¡Un saludo y gracias por comentar!

Por cierto, es una pena lo de Gray, desde luego era el alma mater del grupo.