lunes, 4 de abril de 2011

Barrio Lejano. Jiro Taniguchi.

Ficha técnica:
Título original: Harukana Machi E.
Guión: Jiro Taniguchi.
Dibujo: Jiro Taniguchi.
Editorial: Ponent Mon
Formato: Rustica con cubiertas de cartón, 408 págs. B/N.
Precio: 18€
ISBN: 978-84-92444-42-7

Barrio Lejano nos cuenta la historia de Hiroshi Nakahara. Un padre de familia de 48 años de edad, que se encuentra en un momento de su vida en el que está deprimido y desilusionado. Tiene mujer y dos hijas, a las que apenas dedica su tiempo, y en su lugar no hace más que trabajar y ahogar sus penas en el alcohol.

La historia comienza un buen día, cuando el protagonista vuelve a su casa, en Tokio, despues de pasar fuera un par de días, trabajando. Va ensimismado, pensando en sus cosas y cuando quiere darse cuenta, en lugar de montar en el tren que le llevará a Tokio, descubre que ha subido en el tren que va hacia Kurayoshi, en la prefectura de Tottori, que resulta ser su pueblo natal.

Cuando se da cuenta empieza a pensar en el pasado, y en los años que pasó allí viviendo con sus padres, hermana y abuela, antes de que su padre misteriosamente les abandonara y desapareciese de sus vidas para siempre.

Así pues, veintitrés años después de la muerte de su madre, Hiroshi regresa a Tottori para descubrir lo mucho que ha cambiado todo. Inundado por los recuerdos, se dirige casi sin darse cuenta hacia el templo Genzen, donde está la tumba de su madre. Allí le ocurrirá algo inexplicable que le hará revivir el pasado de una manera muy real.

Frente a la tumba de su madre, Hiroshi es asaltado por una espesa somnolencia que le hará caer en redondo. Cuando despierta descubre que vuelve a ser un estudiante de secundaria, cuando contaba con catorce años de edad.

Asustado, sale del cementerio para descubrir que ha vuelto al pasado, el pueblo ha recuperado los colores y olores de antaño, que ya estaban enterrados en su memoria. Redescrubre las calles, las tiendas, y los vecinos hace tiempo olvidados y poco a poco, sin salir de su asombro, sus pasos le encaminan hacia la casa donde vivió, para descubrir que allí están, esperándole, todos los miembros de su familia.

De esta manera, Hiroshi vuelve a sus catorce años, pero manteniendo intacta la memoria del hombre de cuarenta y ocho años que realmete es. Irá de nuevo al instituto, verá de nuevo a sus antiguos amigos y compañeros, así como antiguos profesores. Además volverá a experimentar las mieles de el enamoramiento adolescente.

En resumidas cuentas, Hiroshi vuelve a su pasado y recuerda cosas que ya tenía sepultadas bajo el montón de chatarra emocional que genera la madurez. Pronto descubrirá que la experiencia que atesora a sus cuarenta y ocho años le puede proporcionar cierta ventaja para vivir de nuevo los catorce, descubriendo que las cosas empiezan a suceder de una manera un tanto distinta a como realmente ocurrieron y eso le llevará a intentar averiguar por que su padre los abandonaría poco tiempo después e incluso a tratar de evitarlo...
El argumento es sencillo, y me atrevería a decir que algo recurrente en la obra de Taniguchi, por que las tres obras suyas que he leído tratan en cierta manera de lo mismo: de la nostálgica mirada al pasado; de los anhelos por recuperar la esencia de lo que un día fue y ya no será; de la madurez y la pérdida de la memoria y del alto bagaje emocional que acumulamos que en muchas ocasiones nos hace olvidarnos de lo que realmente somos. 

El manga termina dejándonos un poso de reflexión, de moraleja se podría decir. Que cada uno saque sus conclusiones.

En el apartado técnico, el guión está muy bien construido, fluye sin prisa pero sin pausa. Los temas estántratados con gran sesibilidad y cuidado. El dibujo es muy realista y detallista, y aunque sin grandes alardes técnicos cumple con su función a la perfección.

Finiquitando: Barrio Lejano es una buena historia que seguro que os tocará la fibra sensible y os hará preguntaros: ¿si yo tuviera la posibilidad de volver a vivir mis catorce años, que cambiaría?.

Disfrutadlo, que la historia lo merece.