viernes, 31 de diciembre de 2010

2.010: El fin de un año.

El 2.010 acaba. Asistimos al fenecimiento de otro año, ya gastado y deshauciado y sólo para ser reemplazado por uno nuevo, lustroso y todavía en su envoltorio, que resurge de las cenizas cual ave fénix. ¿Qué nos deparará? Sólo lo sabremos dentro de un año, cuando, al igual que hoy, miremos hacia atrás y echemos cuentas.

Por mi parte, sólo puedo decir que 2.010 no ha sido mejor ni peor que otros años. Que ha tenido sus momentos. Que la vida en general se encarga de ir dándo las de cal y las de arena, aunque a veces nos dé la sensación de que nos las llevamos todas en el mismo carrillo.

Yo puedo dar gracias de algunas cosas y logros personales. A nivel laboral, las cosas, si bien no están para tirar cohetes, por lo menos van tirando, que hoy en día es mucho decir.

2.010 fue también el año en que terminé la carrera, que me había planteado como un reto de superación personal. Además me sirvió para darme cuenta de una cosa: si quiero, puedo.

Por otro lado, en el terreno sentimental, sigo igual de enamorado de mi princesa de lo que lo estaba hace ya... ¿¡12 añazos!?. Hay que ver cómo pasa el tiempo. El caso es que solo puedo mostrar gratitud hacia su persona por hacerme la vida más fácil y llevadera. Y por darme esa estabilidad y coherencia que tanto bien me hacen. Eso, por no hablar de su sentido común, responsabilidad e inteligencia práctica, de las que tanto carezco. Gracias, Nuquita, por todo lo que me das.

Con respectoal blog, me propuse superar el número de entradas del año pasado, y aunque las publicaciones han sido muy escasas, al menos he cumplido el objetivo. Además, también me propuse que, aún siendo un blog modesto, intentaría dotar a las entradas de la mayor calidad posible, o al menos esforzarme en plasmar realmente lo que quiero decir, procurando ser lo más claro y conciso posible. Y si eso ayuda a alguien a decidirse a leer algo de lo que yo he hablado y disfruta con esa lectura, me daré por compensado.

Bueno, solo me queda daros las gracias a todos aquellos que de vez en cuando perdéis vuestro tiempo en leerme y dejar comentarios, porque eso me ayuda a pensar que esto merece la pena. Además, de eso se alimentan los blogs y al menos me sirve para seguir aprendeiendo y conociendo cosas nuevas.
Por último, aunque todavía no he hecho mi lista de buenos propósitos para el 2.011, sé que mi lista incluirá algunos como, por ejemplo:

- Seguir aumentando la producción bloguera con respecto al año pasado.
- Leer más.
- Escribir más.
- Reir más.
- Querer más.
- Vivir más.
- Aprender a hacer nudos de corbata.

Y bueno, no son todos los que están, pero de momento me sirven para empezar.

Ea, que me dejo ya de historias varias y os deseo a todos un...

...mientras nos dejen.

4 comentarios:

Susana Eevee dijo...

Ja, ja, me lo he pasado pipa leyendo la entrada :D

¡Feliz 2011, Sobrasada! ¡Abrazote!

Sobrasada Cósmica dijo...

Me alegro Susana :D
Gracias como siempre por pasar por aquí. Espero que pases un Feliz Año Nuevo y que sigamos leyéndonos.

¡Un abrazo!.

Jolan dijo...

Con un pelín de retraso... ¡feliz año! :)

Espero que cumplas tus propósitos para 2011. Piensa que lo importante al menos es mantener la ilusión de conseguir lo que se quiere, aunque no siempre se consiga.

Yo también me he propuesto aumentar el número de entradas de mi blog. Veremos... ya que no es cosa fácil, pero bueno. Lo suyo es disfrutar escribiendo.

Por último, jeje, confesar que yo también soy un desastre para los nudos de corbata, qué se le va a hacer... :D

Sobrasada Cósmica dijo...

¡Hola Jolan!

Feliz año a ti también. La verdad es que me contento con, al menos, disfrutar de lo que escribo y sobre todo de lo que leo.

Esperemos que al final del nuevo año veamos cumplidos nuestros deseos, o al menos tengamos la conciencia tranquila por haberlo intentado, (por supuesto, haciendo especial hincapié en el complicado arte de hacer nudos de corbata :D).

¡Un abrazo!