lunes, 27 de diciembre de 2010

El libro del cementerio. Neil Gaiman.

Neil Gaiman es uno de esos autores que hoy en día necesita poca presentación así que no me voy a enrollar mucho hablando de él. Aquí podéis encontrar más información sobre su vida y obra.

Se puede decir que procede de la escuela de Alan Moore, que en tiempos fue su mentor. Ha publicado con éxito cómics, libros e incluso ha escrito guiones para series de televisión y películas. Ha ganado algunos de los premios más prestigiosos de literatura, como el Bram Stoker, el Hugo, el Eisner o el Nébula, entre otros muchos.

Por citar algunos ejemplos, entre sus publicaciones podemos encontrar de todo: en cómic tenemos la archiconocida y archipremiada serie regular "The Sandman", su obra cumbre, realizada en colaboración con diversos dibujantes. Ha establecido un tandem exitoso junto a Dave Mckean, dibujante, junto al que publicó por ejemplo "Orquídea Negra", de la que ya hablé hace tiempo.

Como escritor de libros de fantasía y ciencia ficción también ha destacado. Podemos citar "Coraline", "Stardust", o "Buenos presagios", libro que también comenté en su día, escrito al alimón con el genial Terry Prachett.

En fin, que prácticamente todo lo que hace este tío se convierte en oro. Así las cosas, hoy me voy a centrar en hablar de su novela "El libro del cementerio".

El libro ha sido publicado por la editorial Roca Junior, y tiene un formato de tapa dura bastante cómodo y cuidado. Es una novela pequeña, de caracter juvenil. Que nadie se espere un libro de fantasía para adultos, porque no suele ser ese el estilo de libros que ha escrito hasta el momento Gaiman.

Es una novela, fácil, desenfadada y sencilla. Entretiene y aunque no tiene muchos elementos originales, veremos algunos personajes curiosos y sorprendentes. Por otro lado la trama está bien trazada y cumple con creces su función.

Curiosamente y según cuenta Gaiman, el libro lo empezó por el Capítulo 4, ya que al principio éste cápitulo por sí solo era un relato independiente, que poco a poco fue completando hasta dar forma a este libro.

Una de las cosas más sorprendentes del libro es que veremos a algunas criaturas y seres del imaginario universal, como vampiros, hombres lobo o fantasmas, llevando a cabo labores tan sorprendentes como la educación de un niño pequeño en el cementerio en el que viven.

Si quereis entreteneros con una lectura entretenida y sencilla, ésta es una buena elección.

Saludos a todos.

2 comentarios:

Jolan dijo...

Me planteé comprarlo en su momento, pero lo asocié un poco a Coraline, que me gustó sin llegar a entusiasmarme, la verdad.

En cambio, el que me encantaría que se editara (disfruté mucho con la versión en cómic) es Neverwhere, que va un poco contra la corriente de fantasía juvenil que, como bien comentas, suele caracterizar a Gaiman. Ojalá alguna editorial se decida...

Saludos!

Sobrasada Cósmica dijo...

Hola Jolan. El libro desde luego no es un imprescindible, aunque cumple con solvencia su función, que es entretener.

En cuanto a Neverwhere, creo que es de las cosas más atractivas que ha hecho Gaiman. ¡Ojalá te haga caso alguna editorial!

¡Un saludo y gracias por comentar!