miércoles, 8 de junio de 2011

Reseña de El corazón de Tramórea, de Javier Negrete.

Ficha Técnica:
El corazón de Tramórea.
Saga de Tramórea 4.
Autor/es: Negrete, Javier.
Editorial: Minotauro.
Colección: Fantasía.
Fecha Publicación: 24/05/2011.
ISBN: 978-84-450-7829-7.
Páginas.: 448 Págs.
Cubierta: Cartoné con sobrecubierta.
Precio: 19,50 €.

Sinopsis:

"Quedan pocos días para que las tres lunas entren en conjunción y el dios loco Tubilok abra las puertas del infernal Prates, lo que provocará la aniquilación de Tramórea. Kratos y Derguín tratan de evitarlo, cabalgando por separado hacia la misteriosa Tártara, la ciudad prohibida del este que flota sobre el abismo.

Mientras tanto, Tarimán vuelve a forjar, mil años después, una espada de poder. Ariel intenta burlar las acechanzas del nigromante Ulma Tor y devolverle Zemal a Derguín, y los magos Kalagorinôr tratan de ayudar a los humanos en su desesperada carrera contra el calendario y los dioses. Salvo Mikhon Tiq que, conocedor del terrible secreto de su propio origen, parece haberse convertido en aliado de Tubilok.

Todas las piezas están colocadas en el tablero para una última partida. Para algunos, el premio es la supervivencia y la posesión de Tramórea. Para otros, el dominio absoluto de toda la realidad. El destino de universos enteros depende de la batalla final, que se librará bajo las rojas llamas del Prates, en el corazón de Tramórea".
_________________________________________________________________________

Acabo de terminar el libro que cierra la saga de Tramórea y todavía estoy anonadado. Es sencillamente alucinante. Genial. Una saga imprescindible.

Con la precisión de un relojero, Negrete ha ido situando todos los elementos de la novela, cual engranajes,  para acabar en un final tan trepidante como sorprendente. Las tramas y subtramas de la tetralogía están tan sutilmente urdidas que sorprenderán incluso al lector más avezado.

Recuerdo que en la presentación del libro, Javier ya advirtió que en este último volumen se darían muchas respuestas... y vaya si se dan. Aunque pueda haber alguna cosa que, de manera consciente o incosnciente el escritor haya dejado en el aire, la verdad es que este cuarto libro deja las cosas bastante claras y cerradas.

Bueno, tampoco quiero entrar en muchos detalles para no fastidiaros las sorpresas que el libro depara.

Javier Negrete
Uno de los puntos fuertes de la novela es que fusiona a la perfección elementos propios de la literatura fantástica, con elementos de ciencia ficción, creando un conglomerado que sorprenderá y agradará a los aficionados de ambos géneros. De hecho, si en el "El sueño de los Dioses" se dejaba entrever cierto andamiaje ci-fi, sobre el que se sustenta toda la saga,   en "El corazón de Tramórea" se hace presente el género a cada página que leemos.

Aunque Negrete demuestra (y con nota) que se puede escribir una grandísima historia mezclando ambos géneros, es cierto que al aficionado a la literatura fantástica más pura pudiera echarle para atrás la primera parte del libro, en la que se dan ciertas explicaciones pseudocientíficas cuya complejidad pudiera atorarle.

Es necesario poseer una pizca de capacidad de abstracción mental  para familiarizarse y asimilar  ciertos conceptos técnicos y teóricos de la astrofísica, ya que, aunque con algunas licencias y fantasías, tienen bastante sustento en la realidad. Pero tranquilos, que nadie se asuste, que en general queda todo bastante bien explicado y no son conceptos muy peleagudos.

Las explicaciones se reparten a lo largo del libro y, están bien intercaladas en la historia, pues sin ser gratuitas, están al servicio de la historia y sirven para dotar de mayor realismo y coherencia el universo imaginado por el escritor. Además, nos ayudan a que comprendamos mejor qué es y de qué está compuesta Tramórea y el universo que la sustenta. 

La complejidad del universo concebido por Negrete, concretado en escenarios tales como El Bardaliut (la morada de los dioses), El Prates o la propia geografía de Tramórea, ponen de manifiesto la enorme imaginación del escritor. La concepción de Tártara Agarta (quien quiera saber que es Agarta, que lea los libros =D) me parece asombrosa. Además, la capacidad descriptiva que posee hace que los escenarios sean tan reales y consistentes que casi se pueden ver y sentir.

A todo este despliegue imaginativo que configura el marco físico sobre el que se desarrolla la o las tramas, hay que sumar la concepción de unos personajes que rozan lo genial.

Los personajes son muy reales; con sus miedos, sus fobias, sus aciertos y sus errores, sus prejuicios, sus valentías y cobardías, etc. Son personajes complejos, con dobleces, que los hace siempre más interesantes de cara al lector. Destacaría a casi todos, pero por acotar, me quedo (cómo no) con Kratos May, el mayor Tahedorán de Tramórea, con Togul Barok, emperador hijo de Dioses, o El Gran Baratán: "Mago, Médico, Algebrista, Poeta, Escritor y Excelso Amante". Incluso Ulma Tor, que a mi juicio y con el permiso de Tubilok, (el Dios Loco) es el verdadero villano de la historia.

Sólo me queda decir que después de este tiempo, echaré de menos a Derguín Gorión, el Zemalnit, a Tarimán, el Dios Herrero y por supuesto a Las Atagairas, que sólo de imaginármelas cargando contra el enemigo en la batalla me pone los pelos de punta. O a Linar, el eterno centinela del Prates, y sus intrigas y misterios. ¡Ah! y quiero hacer una mención especial a Orfeo, la cabeza parlante, que aún con poco protagonismo, me hizo reir bastante.

Podría seguir así durante mucho rato, pues casi todos los personajes son geniales, pero lo mejor que os zambulláis en el mundo de Tramórea y los vayáis descubriendo vosotros mismos, que al final, si sigo hablando voy a terminar soltando algun spoiler y mejor parar que lamentarlo.

Resumiré diciendo que Negrete es de los mejores escritores del género fantástico que tenemos en España y que su saga de Tramórea es imprescindible para todo aficionado al género fantástico (y ci-fi) que se precie.

Sin duda, La Saga de Tramórea es una de las mejores sagas que he leído hasta el momento. Ojalá que en un futuro podamos volver a disfrutar de Tramórea y seguir conociendo las maravillas que atesora.

¡Disfrutadla!

3 comentarios:

Jorge dijo...

Tengo pendiente toda la saga... y me incomoda no haberla leído hace tiempo... ¿por qué la retraso? A ver si este verano me lanzo con los cuatro títulos y apruebo esta asignatura.

Sobrasada Cósmica dijo...

¡Hola Jorge!

No te arrepentirás. Es una saga muy completa y va ganando enteros a medida que se desarrolla la trama. Y lo más importante es que es bastante original y no pierde nunca la capacidad de sorprender.

Sin duda es una buena elección.

Anónimo dijo...

la gente que no disfruta es que necesita tener más cultura general... aunque el final se quedó algo débil